domingo, 29 de abril de 2012

CAPÍTULO VIII
DISEÑO DEL CURRICULUM, DISEÑO DE LA ENSEÑANZA. EL PAPEL DE LOS PROFESORES – JOSÉ GIMENO SACRISTÁN
(RESUMEN)
En “Comprender y transformar la enseñanza”, Gimeno  analiza los problemas y prácticas que han sido y son esenciales para llenar de contenido y sentido la realidad de la enseñanza, es la oferta de una reflexión "pública" sobre temas y alternativas que son relevantes a cualquier profesor para ayudarle en la clarificación de las opciones que sólo nosotros podemos tomar en la realidad profesional en que se trabaja. Sin comprender lo que se hace, la práctica pedagógica es una reproducción de hábitos y supuestos dados, o bien respuestas que los profesores dan a demandas y consignas externas. Conocer la realidad heredada, discutir los supuestos de cualquier propuesta y sus posibles consecuencias es una condición de la práctica docente ética y profesionalmente responsable. Las teorías y el pensamiento educativo se presentan en muchos casos como legitimadores de realidades y proyectos con una autoridad técnica que oculta las dimensiones éticas, sociales, pedagógicas y profesionales de los hechos y usos en el sistema educativo
La escuela, en su función social, tiene el deber de atender las necesidades educativas de todos los alumnos/as que acoge. De esta manera podemos decir que la escuela es la que ha de adaptarse a las necesidades de sus estudiantes y no a la inversa. El instrumento básico y clave para ello es el curriculum y la capacidad del mismo para ser flexible y adaptarse a las distintas situaciones.
Actualmente es el curriculum único el que se propugna para todos los estudiantes. Se trata de un curriculum base para todos, pero lo suficientemente abierto como para permitir diversos niveles de concreción. Ahora bien a la hora de considerar el diseño del curriculum desde y para la diversidad de necesidades educativas que se presentan en la escuela, nos encontramos con una gran variedad de situaciones. El proceso de diseño curricular implica complejidad y síntesis, además los diseñadores deben tener en cuenta muchas variables que, o bien se conocen desde el principio, o se van descubriendo a través del propio diseño. Se trata de un proceso de toma de decisiones que se anticipa a la puesta en práctica del currículo y configura de forma flexible un espacio instructivo.
En el capítulo del  diseño curricular nos dice   que éste ha de ser una tarea y responsabilidad compartida. Se planifica a distintos niveles ya que, como señala Gimeno diseña el político, la editorial, el centro y el profesor.
Habría que distinguir, por tanto, distintos niveles de planificación: nivel político; nivel de centro, área y clase; nivel individual, que aborda la problemática del curriculum .
Desde la enseñanza general, contribuyendo a eliminar la idea tan extendida de que la construcción de un curriculum para la diversidad es tarea exclusiva de los profesionales de Educación Especial, este autor señala algunos aspectos que ayudan a conceptualizar y clarificar el sentido del curriculum:
·         El curriculum responde a la diversidad cultural.
·         El curriculum no tiene que ser todo el curriculum que recibe el alumno.
·         El curriculum es un medio para ayudar a la igualdad de oportunidades, al recoger lo común y básico de cada cultura.
·         El curriculum es la base de la educación general o básica que ha de ser además integral.
·         El curriculum reclama la llamada escuela única y la comprensividad.
·         El curriculum no es necesariamente una determinación centralizada de contenidos cerrados.
·         Los contenidos no deben quedarse sólo en generalidades inconcretas.
·         El curriculum prescrito es un referente de la calidad exigible a un sistema homologado de enseñanza.
Podrían considerarse estos puntos como razones a favor de un curriculum
Ciñéndonos  a las indicaciones de este autor, considero que no existen personas que sean incapaces de aprender por lo que se hace imprescindible un buen diseño y una auténtica intervención didáctica que contemple las diferencias y abogue por una planificación que ofrezca múltiples alternativas y respuestas a las diversas necesidades educativas. Los niños siempre pueden avanzar, siempre se puede aprender, y está en manos de todos los que de una forma y otra nos dedicamos a la educación el que lo consigan. Esto no puede, por supuesto, interpretarse como que todos los estudiantes pueden aprender lo mismo, se trata de buscar el máximo progreso personal de cada uno, aunque los niveles difieran significativamente entre ellos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada